Team building en tiempo de coronavirus

Los equipos en la “nueva normalidad”

Desde el pasado mes de marzo ya no vivimos en el mundo que conocíamos. La manera con que nos desenvolvemos ha dado un giro de 180 grados y el significado de vivir la “nueva normalidad” no es otro que el de readaptarnos y aclimatarnos a este extraño escenario.

Esto implica convivir con un clima de incertidumbre, sin olvidar que todos arrastramos nuestros particulares recuerdos de la pandemia. Nos encontramos, por tanto, con equipos más diversos que nunca, desconcertados, desmotivados, en algunas empresas físicamente alejados y con importantes carencias en términos de comunicación. Los equipos necesitan reencontrarse, fortalecer los vínculos que los unen y recorrer juntos este insólito camino.

Premisas para diseñar un team building

 Existen en el mercado una amplia variedad de actividades de team building adaptadas a la nueva realidad que ofrecen interesantes alternativas online. El problema es elegir cuál es la más indicada para nuestros equipos y, sobre todo, personalizarla y hacer de ella una herramienta de cohesión para esta nueva realidad. No basta con virtualizar la actividad, hay que adaptarla a cómo somos ahora, cómo nos sentimos y cuáles son nuestras necesidades y las de nuestra empresa.

¿Cómo elegimos entonces?

Lo primero que hay que hacer es acotar el objetivo que se persigue, eso nos ayudará a diseñar una experiencia relevante y eficaz y a elegir las actividades más idóneas. Como las personas, los equipos experimentan diferentes momentos y debemos saber cuál es el objetivo prioritario de la organización. Promover la cohesión, la motivación o la empatía, potenciar el trabajo en equipo, frenar resistencias, favorecer cambios, reforzar liderazgos, facilitar la comunicación…

También hay que conocer la idiosincrasia del equipo, desde su estado emocional hasta sus características generales (edades, perfiles, manejo y acceso tecnológico, etc.). Esto nos ayuda no solo a elegir la actividad más adecuada, sino también a saber qué tipo de comunicación hay que establecer con ellos, en qué aspectos hay que hacer más hincapié, etc. Por ejemplo, si nos encontramos con un equipo de silvers y queremos desarrollar una actividad virtual, hay que prever sus miedos y resistencias. El hecho de que los más jóvenes les ayuden o que puedan familiarizarse previamente a través de una prueba hará que se sientan acompañados y que su experiencia sea agradable de principio a fin.

Los datos básicos de la logística -número de personas, duración de evento, si es físico o virtual, síncrono o asíncrono, etc.- delimitan el tipo de acción a desarrollar.

Otra de las prácticas que suelen funcionar bien es dotar al team building de un storytelling para que les acompañe de principio a fin. Ayuda a generar engagement y a transportar a los equipos a un universo paralelo donde podrán vivir una historia memorable, ¡la suya!

Y si el team building es virtual, hay que tener muy en cuenta la tecnología y elegir plataformas que funcionen, que hayan sido probadas y que nos permitan utilizar de manera fácil e intuitiva diferentes funcionalidades. Además, deben tener soporte técnico y emocional para que sea una excelente experiencia para todos.

En resumen: es el momento de cuidar a nuestros equipos y crear con ellos nuevos vínculos, anclar su orgullo de pertenencia y mantenerlos conectados y atentos para que sean capaces de enfrentar los nuevos tiempos. Los team buildings son una buena herramienta para conseguirlo, pero, para ello, no todo vale. Hay que conjugar los elementos clave, la tecnología y las emociones y hacer que nuestros equipos vivan experiencias participativas y memorables.

¿Te ayudamos a encontrar el team building ideal para tu equipo?

Contacta con nosotros

La gamificación para mejorar la experiencia en tu evento virtual

Como te adelantamos en otro artículo, existen diversas formas de aumentar el impacto de tu evento virtual, y jugar con la gamificación es una de ellas.

Pero, empecemos por el principio. ¿A qué llamamos gamificación? La gamificación, o ludificación si queremos estar en paz con la RAE, se basa en usar dinámicas propias de los juegos para conseguir que los asistentes a nuestro evento participen y se diviertan, al mismo tiempo que interiorizan los mensajes que nos interesa transmitirles. Si al pensar la gamificación nos apoyamos en las tres erres, RETO, RANKING y RECOMPENSA, el éxito está garantizado.

Pero, ¿cómo desarrollar una gamificación en un evento virtual? Te damos algunas ideas para que tus asistentes lo pasen en grande:

Convierte tu evento en un regalo

¿Has pensado en hacer un sorteo y que la recompensa sea la asistencia a tu evento? A través de las redes sociales puedes pedir a tus seguidores que comenten, mencionen o participen, y mediante un sorteo se decidirá quién/quiénes pueden asistir a tu evento exclusivo. ¡Todos estarán deseando ser los ganadores!

Participación 360°

En el transcurso de tu evento, puedes lanzar preguntas a tus asistentes para asegurarte de que están entendiendo e interiorizando tus mensajes, o votaciones para conocer su opinión y poder responder a sus dudas. SI además añades un ranking, añadirás todavía más emoción. ¡No hay mejor manera de motivar a tus asistentes que hacerles partícipes!

Unidos por un reto común

Lleva el teambuilding al escenario virtual. Explica la dinámica a todos los asistentes y luego divídelos por salas (la gran mayoría de plataformas de videollamadas lo permiten) para que trabajen en conjunto con el mismo objetivo.

Y el escape room empieza ¡ya!

Pon a prueba las habilidades de organización de tus asistentes y rétales con un escape room. La dinámica es la misma que en un evento presencial, la diferencia es que los equipos deberán comunicarse mucho más entre ellos y comentar lo que piensan y ven, pues no estarán en el mismo lugar. ¡El más rápido gana! Tic-tac, tic-tac, tic-tac…

Reacción en cadena

Se trata de una actividad muy creativa para lograr que piensen de manera distinta. Tus asistentes tendrán que configurar una reacción en cadena como si estuvieran en el mismo lugar. Deberán organizarse para saber quién empieza y qué va a hacer cada uno para que todo tenga coherencia.

¿Bailamos?

¿Y si retas a tus asistentes a hacer un videoclip desde sus casas? Es tan fácil como escoger una canción y pensar una coreografía sencilla que puedan hacer desde sus casas (recuerda, moviendo solo la parte del cuerpo que se ve desde la pantalla). Cuando todos sepan los pasos… dale al play y graba la pantalla. ¡El resultado te sorprenderá!

¿Quieres más ideas? Nos encantará ayudarte si contactas con nosotros ;).

Contacta con nosotros
politica de privacidad
Utilizamos cookies para mejorar su experiencia al usar nuestro sitio web. Si está utilizando nuestros Servicios a través de un navegador, puede restringir, bloquear o eliminar las cookies a través de la configuración de su navegador web. También utilizamos contenido y scripts de terceros que pueden usar tecnologías de seguimiento. Puede proporcionar selectivamente su consentimiento a continuación para permitir tales incrustaciones de terceros. Para obtener información completa sobre las cookies que utilizamos, los datos que recopilamos y cómo los procesamos, consulte nuestra Poliítica de Privacidad.
Youtube
Consentimiento para mostrar contenido de - Youtube
Vimeo
Consentimiento para mostrar contenido de - Vimeo
Google Maps
Consentimiento para mostrar contenido de - Google